Arrimadas, a Puigdemont: “¿Hoy no toca acompañar a los miembros de su partido a los tribunales?”

LIBERTAD DIGITAL 09/03/17

· La confesión de Millet se cuela en la sesión de control al presidente catalán que se desvincula del historial corrupto de CDC.

La confesión ante el juez del expresidente del Palau de la Música, Felix Millet, confirmando que Ferrovial hizo donaciones a CDC a cambio de obra pública, ha coincidido en el tiempo con la sesión de control al presidente de la Generalidad, Carles Puigdemont, en la cámara catalana y eso se ha notado en el rostro de preocupación de algunos miembros del ejecutivo separatista que no se han separado de su teléfono móvil durante todo el pleno. Han sido la CUP y Ciudadanos los más duros en su interpelación al dirigente separatista por este asunto.

La primera en tomar la palabra ha sido la portavoz del grupo antisistema, Anna Gabriel, que ha afeado al presidente catalán que haya varios diputados de su partido señalados por la sospecha de corrupción. “No queremos que se flirtee con ninguna persona que tenga cualquier relación con la corrupción”, ha dicho en tono amenazante la diputada radical de quien depende, y Puigdemont es consciente, la estabilidad de la legislatura catalana. Anna Gabriel ha despreciado la utilización de la “presunción de inocencia como una pantalla de protección” y le ha pedido al presidente catalán que “nadie intente blanquear la corrupción con el proceso independentista”.

Puigdemont, acorralado, ha dicho que los dos compromisos que tiene su Gobierno son los de no tener casos de corrupción política, “que no los tenemos” ha afirmado contundente el presidente catalán añadiendo, además, que están trabajando en “mecanismos para impedir que la corrupción arraigue más en nuestra casa”. Puigdemont ha reclamado a sus socios parlamentario que no apliquen la “sospecha permanente” para acusarles antes de que se judicialice un caso.

Por su parte, la líder de la oposición en Cataluña y presidenta de Ciudadanos en el Parlamento catalán, Inés Arrimadas, ha sido mucho más directa en su turno de palabra deteniéndose concretamente en el juicio por el caso Palau y en la declaración del expresidente de la entidad que se estaba produciendo justo en ese momento. Arrimadas ha reprochado a Puigdemont que a Millet no se le haya acompañado hasta las puertas del juzgado como sí se hizo durante el juicio por el 9-N con el expresidente Artur Mas y sus dos consejeras y con el diputado convergente Francesc Homs en el TS. “Hoy no les hemos visto en los tribunales, a lo mejor no les cogía de paso…” les ha dicho Arrimadas a la vez que mostraba dos imágenes en las que comparaba ambos casos.

“Fíjese, cuando los que van a declarar son los Bárcenas de Convergencia a ustedes no se les ve haciendo manifestaciones en la puerta. ¿Hoy no toca acompañar a los miembros de la cúpula de su partido a los tribunales?”. Pregunta demoledora de la líder de Ciudadanos que el expresidente catalán ha evitado responder haciendo equilibrismos para saltar a su compromiso “legal y legítimo” de celebrar el referéndum sobre la independencia con o sin consentimiento del Estado. Respondía a una anterior pregunta de la líder de la oposición que también le ha echado en cara que su único proyecto es el de repetir el 9-N.

La CUP se une a PPC, PSC y C’s
El PPC, PSC y Ciudadanos han pedido la comparecencia inmediata del expresidente Artur Mas por ser el máximo responsable de CDC durante los años investigados por el caso Palau. Por la mañana, C’s ha registrado la proposición en la Mesa del Parlamento. Por la tarde, la CUP se ha sumado a esta exigencia.

El diputado de la CUP Benet Salellas reclama que comparezca, además de Mas, Germá Gordó, actualmente diputado en el Parlamento. Quiere que expliquen “las relaciones que hayan podido tener en toda la trama de corrupción de CDC que se está esclareciendo en el caso Palau”. Dice que su partido no está dispuesto a permitir “que nadie intente blanquear la corrupción a través del proceso independentista”.

El líder del PSC, Miquel Iceta ha recordado lo que le dijo al propio expresidente catalán en una sesión de control en la cámara en la que le pedía que “si el tiempo desmiente sus palabras deberá asumir responsabilidades políticas. Creo que el momento es este, creo que solo Artur Mas puede tomar la palabra, decir lo que pasó y asumir las responsabilidades que corresponde”.

Por su parte, el líder del PPC en la cámara, Xavier García Albiol ha dicho también en los pasillos que su comparecencia debería ser “inmediata y que no existe una bandera estelada tan grande que pueda tapar tanta porquería“.