Colau esquiva la vía unilateral de Puigdemont

EL MUNDO 05/06/17
· El fiasco en Europa aleja a la alcaldesa a días de que se anuncie la fecha del referéndum

Ada Colau –y lo que ella representa– tiene la llave del proceso soberanista. La semana que empieza en Cataluña será decisiva para el futuro del Ejecutivo catalán, y los focos están puestos de nuevo sobre la alcaldesa de Barcelona y su Catalunya en Comú, el partido que acaba de estrenar junto a Xavier Domènech, ICV y amplios sectores de Podemos en la comunidad. Por ahora, Colau y los suyos dan largas a la vía unilateral que está a punto de activar el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont.

INDEFINICIÓN CALCULADA.
Desde su victoria en las elecciones municipales, Colau ha dado muestras de no dejarse encasillar en el maniqueísmo que promueve el Govern. Catalunya en Comú se define como «soberanista», pero siempre ha estado en contra de un referéndum unilateral. «Quizás es mejor no poner fechas a corto plazo, porque se puede generar frustración. Puede tardar más tiempo, y la cuestión es hacerlo bien», advirtió la alcaldesa de Barcelona a Puigdemont después de la primera reunión del Pacto Nacional por el Referéndum. Votación sí, pero «efectiva», que es lo mismo que decir pactada. En cualquier caso, los comunes esperan el desarrollo de los acontecimientos y no tomarán una decisión final hasta el debate interno que tiene previsto para julio.

EL REVÉS DEL CONSEJO DE EUROPA.
La carta de la Comisión de Venecia a Puigdemont con la que este órgano del Consejo de Europa pide respeto para la Constitución y cierra la puerta a un referéndum unilateral ha supuesto un aval a las tesis de Catalunya en Comú y Catalunya Sí que es Pot, el grupo parlamentario que el entorno de Colau comparte con ICV y Podemos. «Es evidente que el trabajo para conseguir apoyos internacionales implica seriedad y esfuerzo, y no puede ser un mero trámite que se termine con una carta para cumplir con el calendario electoral propio», explicaron ayer fuentes de Catalunya en Comú para desmarcarse de la estrategia unilateral. La iniciativa de acudir a la Comisión de Venecia para pedir el aval al referéndum partió, precisamente, de Catalunya Sí que es Pot.

PACTO NACIONAL.
Sin embargo, esta semana está marcada en rojo en el calendario de los independentistas. Mañana, y después de que el presidente de la Generalitat lo diera casi por amortizado, finalmente volverá a convocarse un encuentro del Pacto Nacional por el Referéndum, una plataforma pensada para presionar a los comunes a avalar el plan del Govern. Catalunya en Comú se reúne hoy para estudiar esa reunión. «En relación a la consulta o referéndum que el Govern tenga en mente, probablemente sería más fácil sumar apoyos si explicasen la propuesta, y que ésta contase con las garantías necesarias que hemos dicho por activa y por pasiva que definen un referéndum», afirman desde el partido.

FECHA Y PREGUNTA.
Puigdemont anunciará esta semana, después de la reunión del Pacto Nacional y de la adjudicación –el miércoles– del concurso de las urnas del referéndum que se disputan dos empresas, la fecha en la que pretende consultar a los catalanes sobre la independencia y la pregunta concreta. Los comunes, que se quejan en privado de que anunciar fecha y pregunta no casa con una voluntad sincera de pactar la votación, se inclinan de momento por la tibieza. El secretario de Organización de Catalunya en Comú, Xavi Matilla, dijo ayer a Europa Press que harán «campaña» por el referéndum, pero añadió, manteniendo la ambigüedad: «Si no es efectivo y se trata de una movilización que esté alineada con el derecho a decidir, será su decisión. Pero la efectividad o no, a quien corresponde trabajarla y hacerla real es al equipo de Govern». En cualquier caso, el presidente de la Generalitat convocará esta semana una reunión extraordinaria de su Ejecutivo y en un «acto institucional y colegiado», según TV3, pondrá fecha al desafío. Lo más probable es que anuncie que convocará la consulta o bien para el 1 de octubre o bien para el 8 del mismo mes.

MANIFESTACIÓN.
El independentismo intentará demostrar en la calle que Junts pel Sí y la CUP no están solos en su pulso con el Estado. La ANC, Òmnium Cultural y la AMI han convocado para el próximo domingo una concentración «en defensa del referéndum» para compensar el aislamiento internacional de Puigdemont.