El Congreso de los Diputados celebrará mañana el anual recuerdo a las víctimas del terrorismo que se instauró en 2010. En esta ocasión el Colectivo de Víctimas del Terrorismo, COVITE, no participará. En una nota hecha pública esta mañana el colectivo ha asegurado que “por dignidad y coherencia” no participará del homenaje al considerar que la Cámara Baja está integrada entre otros “por ex miembros de ETA orgullosos de haberlo sido y partidos orgullosos de centenares de asesinatos”.

De este modo Covite reprueba la presencia de representantes de EH Bildu en el Congreso de los Diputados a los que califica como “el brazo político de ETA”. Por ello declina la invitación a asistir mañana al homenaje y reitera que “el terrorismo no sólo son bombas y disparos, también la radicalización violenta que promueven quienes justifican el asesinato selectivo”.

Afirma que es “incoherente” promover un homenaje a las víctimas del terrorismo “mientras se permite que voceros de la organización terrorista ETA ocupen instituciones democráticas como el Congreso de los Diputados, parlamentos autonómicos y ayuntamientos”.  Covite ya se ausentó de los homenajes llevados a cabo en 2013 y sucesivos, no así algunas otras asociaciones de víctimas, como la Fundación de Víctimas del Terrorismo que preside María Mar Blanco y que sí acudirá.

27 de junio de 1960, el primer asesinato de ETA
Reiteran que las razones que les llevan a no secundar el acto de mañana son las mismas que en 2013 también suscribieron la Asociación Catalana de Víctimas de Organizaciones Terroristas (ACVOT), la Asociación Gallega de Víctimas del Terrorismo (AGAVITE), la de Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado Víctimas de Terrorismo (ACFSE), la de Amenazados Víctimas del Terrorismo (Zaitu), la de Ertzainas y Familias Víctimas del Terrorismo (ASERFAVITE), la Extremeña de Víctimas del Terrorismo (AEVT), la Riojana de Víctimas del Terrorismo (ARVT), la Canaria de Víctimas del Terrorismo (ACAVITE) y Voces contra el Terrorismo.

En 2010 el entonces presidente del Congreso, José Bono, instauró el 27 de junio como ‘Día de homenaje a las Víctimas’ coincidiendo con el aniversario de la muerte de la primera víctima del terrorismo de ETA, Begoña Urroz, una niña de apenas 22 meses que falleció el 27 de junio de 1960 tras la explosión de un coche en la estación de autobuses de San Sebastián. Como en ediciones anteriores, la presidenta del Congreso, Ana Pastor, tendrá una intervención a la que seguirá algún portavoz de los colectivos de víctimas.

Tras la polémica suscitada en las últimas ediciones, por la petición de las asociaciones de poder intervenir en un pleno de la Cámara –algo permitido sólo a los diputados-, la pasada legislatura se optó por alterar la celebración y ubicación del acto. Así, pasó de la sala de plenos a la sala Ernest Lluch, víctima de ETA.