El PSOE dejará gobernar al PP en Murcia si el presidente dimite

EL MUNDO 29/03/17
· El PSOE renunciará a su moción de censura en Murcia si el presidente Sánchez dimite. Ayer, los socialistas pusieron toda la presión sobre C’s.

El portavoz del PSOE en Murcia y candidato a presidente la semana que viene, Rafael González Tovar, puso ayer toda la presión sobre Ciudadanos, ya que de su voto dependerá, afirmó, si la región sigue teniendo un presidente imputado por varios delitos de corrupción o si cuenta con un nuevo Gobierno que abra una nueva etapa en esta comunidad.

En rueda de prensa en Murcia, González Tovar dejó claro que Ciudadanos «debe elegir entre que siga Pedro Antonio Sánchez o que haya un Gobierno limpio y regenerador». Si Murcia sigue teniendo un presidente imputado por prevaricación y malversación de caudales públicos tras la moción de censura del PSOE, será «responsabilidad exclusiva» de C’s, aseguró Tovar.

El PSOE no se plantea en ningún caso la moción de censura sólo para convocar nuevas elecciones, como exige Ciudadanos. Eso sería, según fuentes socialistas, una pérdida de tiempo y de dinero, en concreto más de 4,2 millones de euros, según un informe de los socialistas.

Tovar cuenta además con todo el apoyo de la Comisión Gestora del PSOE en contra de las pretensiones de Ciudadanos. Como confirmó ayer a EL MUNDO el número dos de Ferraz, Mario Jiménez, la moción de Murcia es «para cambiar el Gobierno y abrir una nueva etapa con un Ejecutivo al frente», no para convocar elecciones.

Eso sí, fuentes del PSOE murciano explicaron que si el PP cede a última hora y el presidente murciano dimite, renunciarán a su pretensión de encabezar un Gobierno alternativo. En ese caso, explican desde la Asamblea Regional, la moción de censura decaería porque está presentada contra el presidente. Y el PSOE renunciaría a presentar una nueva contra un jefe del Ejecutivo popular sin problemas judiciales.

Tovar denunció ayer que Murcia vive «una situación bochornosa y de gran inestabilidad política» y el PSOE tiene «la responsabilidad de darle una respuesta».

Mientras, en Génova la alarma roja sobre la crisis de Murcia ha empezado a sonar. El PP ha visto fracasar su intento de que se retrase la fecha de la moción pese a sus conversaciones con Ciudadanos. Los populares, tanto en Murcia como en Madrid, plantearon que se aplazara dos semanas, pero C’s se negó y cerró un acuerdo con el PSOE y Podemos.

A partir de este momento, los escenarios que se abren para el PP son muy diversos. No tiene intención de presentar una moción que contrarreste a la del PSOE con un candidato alternativo. Pero fuentes populares admiten que existe un «riesgo cierto» de perder el Gobierno de Murcia si en los próximos días C’s pacta con los socialistas el respaldo a su moción. Pese a que están en contacto permanente con esta formación, carecen de garantías de que no vaya a suceder. El futuro de la región, señalan, está en manos de Ciudadanos: o propicia un Gobierno del PSOE apoyado también por Podemos o permite que Pedro Antonio Sánchez siga al frente.

Los populares esperan que otra decisión judicial aclare el futuro de su presidente: el archivo de la causa (en el que confían) o la continuidad de la investigación contra Sánchez. Si esto último ocurre Génova da por hecho que Sánchez dimitiría. También ante cualquier resolución del juez que apunte a que existe sustancia contra él. No obstante, son más pesimistas ahora sobre la posibilidad de que haya un pronunciamiento antes de la moción, después de que el PSOE haya recusado al juez.

En esta tesitura, el PP dispone de una última opción para salvar el Gobierno de Murcia: la decisión personal de Sánchez de renunciar para que su partido no pierda la Presidencia. Podría hacerlo hasta el minuto antes de la votación. En Génova apuntan que esto es sólo una hipótesis, pero insisten en que tomarán decisiones «día a día» en función de cómo evolucionen los acontecimientos. El PP de Murcia asegura que pretende aguantar hasta el final. La dirección nacional no es tan categórica.