ETB y el Rey

SANTIAGO GONZÁLEZ – EL MUNDO – 26/12/16

Santiago González

Santiago González

· Mi clásico de Nochebuena es la sorprendente relación que ETB mantiene con el discurso del Rey. Mientras el resto de las cadenas lo transmitían íntegro, ETB no hizo referencia hasta el minuto 16 del Teleberri, el telediario autóctono. Las noticias que ocuparon su atención preferente fueron: La llegada del Olentzero y el tradicional poteo de Nochebuena, desplazamientos y accidentes, lo caro que está todo y el precio de las angulas, los escaparates navideños, la detención en Túnez de un familiar del terrorista de Berlín y Netanyahu contra la ONU. En el minuto 15.58 del informativo le dedicaron 41 segundos, incluyendo el corte del Monarca y la presentación de la locutora.

El milagro se reprodujo en Navidad. Lo que había sido tan irrelevante la víspera, se convirtió en el temazo informativo de Pascua, por las reacciones de los partidos vascos al real mensaje. La directora general del Ente, Maite Iturbe, ya había anunciado sus propósitos al Consejo de Administración: será tratado como información, no como mensaje, y cumplió su propósito, al tiempo que anunció la radiodifusión del discurso de Urkullu en Nochevieja por tierra, mar y aire, la tele y la radio pública vascas.

La directora general es una mujer singular. Se negó a emitir por ETB 1980, película dirigida por Iñaki Arteta sobre el año de mayor actividad criminal de ETA, con 98 asesinatos. Cuando se le pidieron explicaciones, Iturbe dijo que ella no la había visto, pero que por las opiniones que había oído tenía entendido que se trataba de «un filme sesgado». Sesgado a favor de las víctimas 98 veces. Arteta ha dedicado su carrera cinematográfica a las víctimas del terrorismo. Cuando su primer documental, Sin Libertad, obtuvo el premio a la mejor dirección en el Festival Internacional de Cine Independiente de Nueva York en 2002, la Diputación de Bizkaia en la que llevaba 10 años trabajando con contratos anuales que se renovaban cada año, puso fin a su relación.

A Maite Iturbe sí deben de parecerle ecuánimes las películas en las que se aborda el tema desde el punto de vista de los terroristas: Ventanas al interior que cuenta la vida de cinco presos etarras; Asier eta biok, narración de la amistad entre el etarra protagonista y el director del filme, y Etxevarriatik Etxeberriara, en la que el director se pregunta cómo él, que es de Oyarzun, ha terminado en Barcelona, en vez de acabar en ETA como tantos de su pueblo.

Así se entiende todo. Se entiende que un paniaguado del partido, Iñigo Landa, tertuliano fijo en ETB y gestor remunerado de la cuenta en Twitter de la Policía Municipal de Bilbao, rompiera la semana pasada una foto del Rey ante la cámara.

También, cómo no, que el director de ETB nombrado por Iturbe hace dos años y medio, Eduardo Barinaga Erezuma, fuera detenido en Durango como integrante de un comando informativo de ETA militar, y no en el franquismo, sino después de aprobados en sendos referendos la Constitución Española y el Estatuto de Guernica. Una televisión abertzale después de una lucha abertzale, ya se sabe.

No tenemos aún cifras del seguimiento del discurso del Rey en el País Vasco, pero podríamos apostar a que fueron mayores de lo que van a ser los datos de los televidentes que van a seguir en ETB el discurso de Nochevieja del lehendakari Urkullu. Pero sí tenemos los datos de 2015: La comparecencia de Felipe VI fue seguida por 248.000 ciudadanos vascos, mientras la de Urkullu sólo alcanzó a 58.000, menos de la cuarta parte. Volverá a pasar, ya lo verán. Eta, Etb, Etc.

SANTIAGO GONZÁLEZ – EL MUNDO – 26/12/16