Papistas

JON JUARISTI – ABC – 11/06/17

Jon Juaristi

Jon Juaristi

· Proverbios morales ¿Es el terrorismo incompatible con el islam?

· Juan Goytisolo ha fallecido en días marcados por la proliferación de actos terroristas a cargo de organizaciones o de lobos solitarios, todos islámicos. Ya es mala suerte. He lamentado la desaparición de Goytisolo.

Fuimos amigos durante algún tiempo. Luego la cosa se torció, sin que mediara agravio alguno por mi parte. Simplemente, le pareció muy mal que yo siguiera colaborando con el Gobierno de José María Aznar, como director del Instituto Cervantes, durante la guerra de Irak.

Juan Goytisolo, que secundaba mi posición frente a ETA y al nacionalismo vasco, no aprobó, en cambio, mi reacción a los atentados yihadistas del 11-M de 2004. En realidad, tal reacción se había limitado a desmentir al propio Juan Goytisolo, que, a los pocos días de los atentados, hablaba en sus artículos de actos de violencia contra inmigrantes musulmanes que se estarían cometiendo en distintos puntos de España en represalia por los muertos de los trenes de Atocha. En una columna publicada en ABC negué que tales represalias se hubieran producido (Goytisolo plagiaba una conocida secuencia de La batalla de Argel, la película ya casi olvidada de Gillo Pontecorvo), lo que me acarreó serias acusaciones de islamofobia y racismo por parte de empleados del Instituto Cervantes (que yo todavía dirigía) y de algún pelmazo perteneciente a los morabitos españoles, todos ellos bailando como derviches giróvagos al compás de la batuta de don Juan.

Mis acusadores de entonces eran la hez de la hez del Instituto, gentuza, lameculos profesionales que trataban de congraciarse con el zapaterismo. No así Goytisolo, «heterodoxo español», antioccidental y anticatólico que nunca tiró de la levita de nadie. Hasta sus más rendidos apologistas deberán reconocer que tenía menos sentido del humor que una babucha, pero fue coherente como él solo. No se cortaba un pelo si la coherencia exigía insultar a los mismos que lo enaltecían o agasajaban, como hizo cuando recogió el premio Cervantes en el paraninfo de mi Universidad. No sé si lo suyo era genio, pero sí figura.

Goytisolo, como lo demuestran cartas suyas que conservo (a mí dirigidas, obviamente), estaba de acuerdo en que ETA algo tenía que ver con el nacionalismo vasco en su conjunto. En cambio, negó siempre que el terrorismo yihadista tuviera raíces en el islam, en lo que él consideraba el auténtico islam. Como otros muchos intelectuales progres, estuvo dispuesto a exonerar al islam de cualquier complicidad con el terror. Ahora no son únicamente los intelectuales y los zotes progres quienes así lo hacen.

Seguramente Juan Goytisolo se habría alegrado de haber oído a la señora May afirmar, tras los últimos atentados de Londres, que el terrorismo es incompatible con el islam. Juan Goytisolo lo habría corroborado. Y ni siquiera yo los habría desmentido, ni a él ni a la Dama del Brexit, porque ya no hace falta. Saudíes, egipcios y emiratos árabes desunidos acusan de terroristas a los qataríes (sunitas como sus acusadores). Los chiítas iraniés hacen lo mismo con los saudíes y con los suníes en su conjunto, y éstos, también en su conjunto, acusan de terroristas a los chiítas.

Todos los musulmanes parecen convencidos a estas alturas de que al menos la mitad de sus correligionarios son terroristas o apoyan a grupos terroristas. Van, por supuesto, bastante más lejos, en sus imputaciones a las distintas versiones del islam, de lo que nunca hayan ido mis tímidas sospechas de que el terrorismo yihadista deba algo a según qué corrientes de la religión musulmana. El empecinamiento en negar las evidencias, a lo Goytisolo o a lo May, podría definirse ya como empeñarse en ser más papistas que el Papa.

JON JUARISTI – ABC – 11/06/17