El PP murciano se opone a Génova y descarta sacrificar a Sánchez

EL MUNDO 31/03/17

· Apuesta por perder el Gobierno porque, «cuando se archive la causa, a C’s no le vota nadie»
El PP de Murcia respaldará a Pedro Antonio Sánchez, aunque hacerlo signifique perder el Gobierno autonómico y engrosar las filas de la oposición. «Hasta el final», aseguraron ayer fuentes del partido. En estos momentos, ésa es la postura de la «gran mayoría» del PP murciano, aún a sabiendas de que la dirección nacional no descarta una dimisión de última hora del presidente para retener la institución. En Murcia, advierten fuentes de la formación, no se contempla esta posibilidad. Ni siquiera aunque Génova dé directamente la orden. «Lo diga quien lo diga», apostillan.

Después del acercamiento ayer entre PSOE y Ciudadanos, los populares han visto confirmada su sospecha de que la formación naranja está dispuesta a apoyar la moción de censura presentada por el PSOE. A pesar de que el compromiso es que en seis meses haya unas elecciones, el PP cuestiona que finalmente se celebren. «Eso ya lo veremos», sostiene. «Lo que está claro es que Rafael González Tovar será presidente con el respaldo de C’s y el PSOE podrá coger oxígeno de cara a unos comicios».

Ante este previsible escenario, fuentes del PP de Murcia ratifican su respaldo a Sánchez y descartan su sacrificio. Lo justifican con argumentos sostenidos sobre una visión justa de la política. No sólo defienden sin ambages su inocencia, explican que está siendo víctima de una cacería auspiciada por el PSOE que, señalan, siempre ha estado detrás de todas las denuncias contra él. Ahora, que el perito del informe presentado el martes por Podemos en el Tribunal Superior de Justicia de Murcia en el casoAuditorio sea el secretario general del PSOE en Huércal-Overa (Almería, les parece otra prueba clara del intento de derribarle.

La defensa del presidente se ha convertido casi en una cuestión de honor para una destacada parte del PP murciano. «No podemos validar esa estrategia», destacan. Por ello, a día de hoy, su opción es pasar a la oposición. En ningún caso dejar caer a su presidente, aunque ésta fuera la orden de la dirección nacional. Fuentes de esta formación ya señalaron el miércoles a este diario que Pedro Antonio Sánchez puede negarse a lasugerencia de dimitir.

Desde Génova se corrige que la posibilidad de perder el Gobierno es «la postura del PP de Murcia». Su tesis siempre ha sido que en este asunto van a ir «día a día». No obstante, ayer comenzaban a admitir que, «a medio plazo», pasar a la oposición podría ser una solución. Desde el PP murciano se argumenta que la inestabilidad de un Gobierno en minoría «desgastará» al PSOE. Y se sostiene que, cuando se archive la investigación contra Sánchez –la única decisión judicial que ellos contemplan–, «a Ciudadanos no les va a votar nadie en Murcia». «Mayoría absoluta», concluyen, tras haber dependido de los cuatro diputados naranjasdesde las elecciones de 2015.

Pero esta vuelve a ser únicamente su posición. Distintas fuentes del partido confirmaron ayer que el PP de Murcia está «enrocado» en la defensa de Pedro Antonio Sánchez. Esta circunstancia, reconocen, hace muy difícil saber lo que sucederá al final. Una veterana dirigente del PP insistía ayer en que lo normal es no llegar a perder el Gobierno autonómico. «No es que Pedro Antonio deje de ser presidente, es que nos quedamos sin el Ejecutivo regional». Y, aunque coincide con otros altos cargos en la dificultad de ver la solución a esta crisis, advierte: «Génova nunca pierde». La cuestión no es si ceder o no ante Albert Rivera, sino perder o no el Gobierno de Murcia. Ésta, señalan, es la decisión que debe tomar Mariano Rajoy.

Las mismas fuentes explican que el PP de Murcia lleva semanas manteniendo que la investigación contra Sánchez en el TSJ se va a archivar, pero ninguno de los plazos que maneja se cumple. Lo cierto es que esperaban una resolución a favor antes del 27 de marzo, la fecha del ultimátum lanzado inicialmente por Ciudadanos, y después, antes de que pueda votarse la moción de censura la próxima semana. Esta opción parece haberse esfumado por la iniciativa del PSOE de recusar al juez.

El presidente del Ejecutivo murciano, Pedro Antonio Sánchez, confesó ayer estar «muy preocupado» ante la posibilidad de que el secretario general del PSOE, Rafael González Tovar, «pueda presidir la Región». «Han puesto en marcha una estrategia canalla para dilatar las decisiones judiciales». «Intentó varias veces retrasar mi declaración, evitar que fuera a declarar, ha recusado al instructor Julián Pérez Templado, ha tramado una estrategia donde sabíamos qué papel representa cada uno y sabiendo como sé lo que está siendo capaz de hacer Tovar, me preocupa mucho que pueda presidir Murcia», manifestó.