Villegas: “Sánchez va a cruzar la línea para estar con Trump, Le Pen e Iglesias”

Entrevista a MANUEL VILLEGAS – VOX POPULI – 25/06/17

José Manuel Villegas

José Manuel Villegas

· Fue uno de los artífices del acuerdo de El Abrazo con el que PSOE y Ciudadanos trataron de investir a Pedro Sánchez como presidente del Gobierno.

Sin embargo, sólo un año y medio después, la visión que José Manuel Villegas, secretario general de C’s, tiene del restaurado líder socialista ha cambiado drásticamente. El número dos del partido naranja cuestiona los primeros movimientos del nuevo PSOE y ve a su antiguo socio caminando hacia postulados proteccionistas y populistas, “yendo a la contra”. Y por esa vía, avanza el diputado, será imposible el entendimiento. Además, según explica Villegas, Ciudadanos ya tiene su propia hoja ruta, que es la firmada con el PP y la que debe implementar el Gobierno, al que aprovecha para lanzar una advertencia sobre la elaboración y próxima aprobación del techo de gasto de 2018: “Si quiere contar con los votos de Ciudadanos, ha debido tener en cuenta nuestros acuerdos”.

¿Cómo va la negociación del techo de gasto con el Gobierno?

Pues, no nos hemos sentado a hablar. Espero que la semana que viene nos sentemos y veamos por dónde va el techo de gasto.

¿Creen ustedes suficiente la subida avanzada por el ministro Montoro, no superior al 2,3%?

Habrá que verlo. Nosotros tenemos ahí unos pactos, unas propuestas de políticas para 2018, que ya están en el acuerdo con el Partido Popular y tendrá que haber sitio suficiente para nuestras propuestas en ese techo de gasto. Estamos de acuerdo en que hay que seguir con la reducción del déficit público, pero también hay que empezar a hacer esas políticas que están pactadas.

Pero, ¿van a exigir una subida por encima del 2,3%, o no?

Hay que verlo y que nos expliquen el detalle de su propuesta, de la subida. Yo supongo que están pensando en un techo de gasto y en una senda de déficit ya asumiendo cuáles son los acuerdos con Ciudadanos, porque supongo que el Partido Popular pensará aprobar con alguien ese techo de gasto y esa senda déficit. No sé con qué votos cuenta. Si quiere contar con los votos de Ciudadanos, ha debido tener en cuenta nuestros acuerdos.

¿Va a fijar Ciudadanos como línea roja en esta negociación y en la de los Presupuestos una rebaja de impuestos, sobre todo del IRPF, para 2018? ¿O esperará a recibir esas “zanahorias” -como ha dicho Montoro- en 2019, año electoral?

La negociación de Presupuestos la empezaremos en septiembre, ya lo veremos, pero nosotros creemos que hay que ir por ese camino, comenzar a devolver a la clase media y trabajadora todo lo que ha estado aportando y sufriendo durante todos estos años, demasiados años ya de crisis económica, en la que ha habido recortes y subida de impuestos. Y por lo tanto, creemos que una de las vías de negociación y de las líneas que plantearemos será esa.

Supongo que están pensando en un techo de gasto y en una senda de déficit ya asumiendo cuáles son los acuerdos con Ciudadanos.

Pero le he preguntado también para ahora, para el trámite del techo de gasto. ¿Pondrán ustedes sobre la mesa el compromiso de una bajada de impuestos como condición para alcanzar un acuerdo? 

En el techo de gasto lo que vamos a pedir es que haya una senda de déficit, insisto, que sea seguir reduciendo el déficit público porque es importante no gastar más de lo que se ingresa y queremos tener una economía saneada y unas políticas públicas que no sean un lastre para la economía productiva del país, pero, por otro lado, efectivamente, tiene que haber espacio suficiente para los acuerdos que tenemos con el Partido Popular. Hay que hablar con ellos y ver cómo está pensado ese espacio para esas exigencias que firmaron con nosotros. Y en base a eso, pues decidiremos nuestro voto al techo de gasto.

En todo caso, ¿ven ustedes necesario algún gesto fiscal hacia los contribuyentes tras la sonada sentencia del Tribunal Constitucional que ha tumbado la amnistía fiscal?

Sí, sí, nosotros creemos que hay que empezar a devolver a la clase media y trabajadora los esfuerzos que ha hecho durante todos estos años de crisis, por un lado, en recortes de servicios, y por otro, en incremento de impuestos. Entonces, pensamos que hay que hacer unas cuentas saneadas, pero también creemos que es fundamental que haya esos gestos. Lo que no se ha hecho con la amnistía fiscal. El Tribunal Constitucional le ha dado un revolcón al señor Montoro por perdonar impuestos a los defraudadores y a los que no cumplían y subirlos a los ciudadanos que sí cumplían. Pues ahora toca devolver esos esfuerzos. Supongo que en la negociación presupuestaria se concretará cómo y en qué forma. 

¿Por qué van a apoyar la reprobación de Montoro impulsada por el PSOE?

Básicamente por su actitud con la amnistía fiscal. Creemos que estuvo mal planteada y no era el momento de perdonar a los defraudadores cuando se estaban haciendo recortes y subiendo impuestos a los que sí cumplían. Creemos que eso fue grave error, como ha dicho Tribunal Constitucional. Creemos además que la crítica que hace la sentencia del Tribunal Constitucional es muy dura sobre la actuación del señor Montero. Pero es que creemos también que todo eso se agrava cuando Montoro se niega a cumplir lo que tenía firmado con nosotros y no intenta cobrar lo que, al menos dentro de esa ley de amnistía fiscal, el Gobierno podía cobrar.

El Gobierno hizo un favor a los defraudadores y les dejó aflorar patrimonios ocultos pagando sólo un diez por ciento, en vez de más de un cuarenta por ciento que paga el normal de los ciudadanos. Y luego no les cobró ese diez por ciento. Al final, la media de recaudación estuvo alrededor del tres por ciento. Nosotros le pedimos que cobrara esa diferencia entre el tres y el diez por ciento, creemos que legalmente se podía hacer y él se negó, con lo cual pensamos que toda la actuación del señor Montoro alrededor de la amnistía fiscal (cómo se planteó, por qué se hizo y cómo no se ha intentado recuperar ese dinero que al final es de todos los españoles), pues merece esa reprobación. El Tribunal Constitucional nos ha dado la razón a los que criticamos esa amnistía fiscal.

¿Cree que ese apoyo a la reprobación puede perjudicar a Ciudadanos en su negociación del techo de gasto y los objetivos de déficit con el Ejecutivo?

No, no creo que a nosotros nos pueda perjudicar en nada. Nosotros negociaremos con el ministro de Economía o, en este caso, con el ministro de Hacienda que el presidente Rajoy tenga, y si éste sigue siendo Montoro, pues negociaremos con Montoro. 

Vamos con el nuevo PSOE. ¿Ciudadanos va a jugar ese papel de otras épocas, de negociador entre PP y PSOE, tanto en materia económica como de regeneración, o no va a entrar en ese bucle?

Vamos a seguir con la misma línea de presentar nuestras propuestas, nuestras reformas y buscar apoyos para que salgan adelante. Al final, yo creo que es la única forma de hacer política útil. No sólo yendo a la contra, no sólo yendo a demoler lo que hacen los demás, y no sólo poniendo propuestas encima de la mesa que nunca se van a llevar a cabo porque no tienes apoyos suficientes para concretarlas. Nosotros seguiremos haciendo propuestas y seguiremos buscando los apoyos necesarios para que se aprueben. Eso hemos hecho con la ley de autónomos, con la ley para que pequeñas y medianas empresas y trabajadores autónomos puedan cobrar en su plazo las facturas, eso hemos hecho con las propuestas que esta semana han salido adelante y esa es nuestra línea. Coger el programa, poner propuestas encima de la mesa y luego, efectivamente, negociar con el resto de partidos para llegar a acuerdos. No creo que sea una política de pegamento, ni de no pegamento; simplemente consisten en hacer propuestas que creemos que mejoran la vida de los españoles y conseguir luego los apoyos para que se aprueben.

¿Ve una ‘podemización’ en el nuevo PSOE? 

El Partido Socialista tendrá que decidir dónde está. Creo que actualmente, a nivel mundial, hay una línea divisoria entre los que defienden mayores espacios de libertad económica, de comercio y de libertades individuales y los que defienden sociedades cerradas, proteccionistas. Tenemos a Trump contra Trudeau en Estados Unidos y Canadá, en Francia a Le Pen o a Mélenchon contra Macron. Bueno, pues nosotros estamos con Trudeau y con Macron. Si el Partido Socialista quiere estar con Trump, con Mélenchon, con Le Pen y con Iglesias, pues será elección del Partido Socialista. Nosotros tenemos muy claro que vamos a seguir trabajando para una España y una Europa en las que haya cada vez más espacios de libertad, de libertad de comercio y de integración. Creemos que así se genera riqueza y no volviendo a sociedades cerradas y autárquicas. El Partido Socialista y el señor Sánchez tendrán que decidir en qué lado están.

Que le pregunten a Hamon en Francia cuáles han sido los resultados cuando ha intentado ‘podemizarse’ o irse al espacio de esos partidos populistas.

Entonces, ¿cree que Sánchez terminará aliándose con Podemos y sus confluencias y optando por no incomodar a los independentistas catalanes?

La verdad es que es difícil hacer apuestas sobre dónde va a acabar Sánchez, porque es tan variable que acaba despistando incluso a los suyos propios. Sus parlamentarios europeos están un poco despistados con esas actuaciones del señor Sánchez. Con lo cual, hacer apuestas desde fuera sobre dónde va a acabar… yo creo que ni él mismo lo sabe. Está claro que pactar con quienes ponen en riesgo el país, los que quieren trocear la soberanía nacional y quieren separar a parte de los españoles del resto, los que quieren salir de la Unión Europea… con esos no tenemos nada que negociar. El señor Sánchez sabrá qué apoyos busca y luego los españoles pues nos juzgarán a cada uno por las acciones que hacemos.

¿Les ha sorprendido el giro del PSOE, a instancia de Pedro Sánchez, para desmarcarse ahora del CETA?

Es un elemento más dentro de esa pugna, de esa línea divisoria muy clara que hay actualmente a nivel mundial entre los que defendemos áreas de más libertad frente a sociedades cerradas. Creo que no apoyar un acuerdo de libre comercio con Canadá es salirse incluso del consenso europeísta. En Europa el consenso entre conservadores, socialistas y liberales está apoyando, en contra de lo que hace Trump en Estados Unidos, esas áreas de libre comercio. Y, ¿con quién mejor que con Canadá? Igual con otros países hay más dudas en cuanto a los estándares de políticas sociales, de derechos de los consumidores, pero hombre… con Canadá, que es un país perfectamente homologable, que está incluso en algunas cosas por encima de los estándares europeos, no parece que se puedan justificar esos recelos. Por tanto, si es una postura ideológica de estar en contra de los tratados de libre comercio, de estar en contra de que haya cada vez más espacios de libertad económica, pues está claro que en eso no vamos a coincidir con el señor Sánchez, ni sus propios aliados, los socialistas europeos. Sánchez va a cruzar la línea, como decíamos antes, para estar con Trump, Le Pen, Mélenchon e Iglesias.

¿Aprovechará Ciudadanos ese eventual “podemización” del PSOE para sumar votos entre el electorado socialista más cercano al centro? Los analistas sitúan aquí a un millón de españoles.

Nosotros vamos a seguir con nuestras políticas, con políticas centradas, de reformas radicales y profundas, pero sin querer demoler el sistema. Proponiendo reformas y viendo qué apoyos tenemos. Tenemos 32 diputados y esperamos en las próximas elecciones poder tener más y poder aplicar esas reformas. El Partido Socialista sabrá dónde se sitúa y luego los españoles nos pondrán a cada uno en nuestro lugar. Nosotros no hacemos ese tipo de valoraciones, de si las políticas de Sánchez nos favorecen o no nos favorecen a nivel electoral. En Europa cuando el Partido Socialista ha ido por esa vía… que le pregunten a Hamon en Francia cuáles han sido los resultados cuando ha intentado ‘podemizarse’ o irse al espacio de esos partidos populistas. Pero, insisto, eso es un problema del señor Sánchez que tendrá que tomar sus decisiones, con sus responsabilidades, y luego pasar cuentas ante los electores. Ya veremos cómo sale cada uno retratado en las próximas elecciones.

¿Cuáles serán las principales reformas por las que apostará Ciudadanos a la vuelta del verano?

Volveremos a la carga con esas propuestas que ni PP, ni PSOE ni Podemos han apoyado hasta ahora, como la eliminación de los aforamientos o la limitación de mandatos. También en esta primera pata vamos a intentar que salga adelante nuestra ley contra la corrupción, que está ahora mismo tramitándose. Esperamos que salga adelante en septiembre. Y luego, en la segunda pata, la de políticas sociales, y la tercera, de modernización de la economía, vamos a afrontar otra vez la negociación de Presupuestos para que muchas de las políticas que defendemos en esos ámbitos vean la luz. La necesaria modernización de la economía o la transformación del modelo productivo en España para estar compitiendo con los mejores países de Europa, por un lado, y por otro lado, para intentar sumar a aquellos que se han quedado por el camino. Reconstruir esa clase media que ha quedado tan tocada por la crisis. No somos un partido que vaya a dar grandes sorpresas.

¿Cree Ciudadanos que el auge del socioliberalismo en Europa puede hacerse extensivo a España?

Bueno, ya se ha hecho. En un ámbito donde no había nadie está ahora un partido que tiene 32 diputados en el Congreso, representación en los Parlamentos autonómicos y en 700 grupos municipales. Por lo tanto, ese espacio central de la política, con un liberalismo progresista como el que defendemos, ya se ha hecho un hueco y esperemos que efectivamente eso se amplíe y también se dé en otros países de Europa, como está pasando en Francia. Y que eso nos permita no sólo emprender transformaciones profundas en España, sino seguir trabajando junto con esos otros partidos demócrata-liberales, liberales-progresistas, por una construcción europea cada vez más integrada y más democrática.

Le preguntaba, sobre todo, por el fenómeno Macron.

Al final, siempre beneficia que haya fenómenos homologables o parecidos al tuyo que sean fórmulas de éxito en otros sitios. Hemos sido fórmula de éxito, en nuestra medida, en España, creando ese espacio. Que eso se produzca en otros países, incluso con resultados tan espectaculares como en Francia, llegando a la Presidencia del país, pensamos que es bueno. No tanto por el efecto contagio, que no sé si produce de un país a otro, sino por esa capacidad de poder trabajar con unos objetivos comunes a nivel europeo. Eso va a ser importante.

Entrevista a MANUEL VILLEGAS – VOX POPULI – 25/06/17