Javier Elorrieta-Editores

“Se han hecho ricos por la causa”. !Qué sacrificio!. Miquel Jiménez Suele tener mucha chispa a la hora de analizar los desastres de la política en Cataluña, que no deja de ser de ser exponencial del problema general, que es España, y su articulación institucional democrática.

Tras el repaso personal que he hecho de los políticos que más conozco, ciertamente, el crecimiento de su patrimonio mobiliario e inmobiliario debería corresponderse con un currículo personal y profesional más meritorio. La caída del nivel de los políticos actuales respecto a lo que, incluso subjetivamente se requería, para la representación política, ha sido tremenda. Si cojo como referencia el PSOE, que es lo que más conozco, y dónde mayor deterioro real existe, sólo tienen que comparar la primera candidatura del mismo, ya en democracia, al Ayuntamiento de Bilbao, a los representantes actuales. Incluso, desde una perspectiva de contraste técnico o profesional Abascal se quedó corto en lo de 80 años. En las instituciones cada vez hay más políticos, más costosos y mucho peores.

Hoy destaco la percepción, que comparto, de un buen periodista local, Juan Carlos Viloria. Ciudadanos en el País Vasco, a los que apoyé, orgánicamente no existen, ni como presencia social, ni política cotidiana. A pesar del acuerdo local con el PP, que políticamente se percibe absolutamente inane Me inclino por pensar, como dos de los articulistas de hoy, Xabier Pericay y Juan Carlos Girauta, que debieran buscar cómo articular orgánicamente, en la medida de lo posible, sus posicionamientos con el PP, que a su vez debiera reflexionar cambios y un amplio proyecto nacional que dé cabida a posiciones liberales y reformistas. Ha habido un capital humano político muy interesante que fue despreciado en Cs precisamente por quien dicen que es ahora el instrumento de recogida de cuadros de CS hacia el PP, Fran Hervías.

Ciertamente, la crítica pasada a CS, por parte de los medios, fue exageradamente indecente, a lo que ni orgánica, ni mediáticamente Cs supo contrarrestar.. En cuya incapacidad política para ello tanto contribuyeron ellos mismos, sus dirigentes, lo que provocó una espantada silenciosa de muchos de sus potenciales cuadros y afiliados.

Pero ya no vale llorar por la leche derramada. Lo que mejor pueden hacer, y que deben hacer, es cómo mejor articular las posibilidades que tienen para ayudar a una eficaz alternativa al Sanchismo, Única forma de salvar la democracia y la nación del rumbo letal a la que el PSOE, con sus alianzas en el Gobierno y el Parlamento con comunistas y separatistas, está conduciendo a la ciudadanía española.

No se pierdan el resto de artículos