Cataluña pide al Tesoro el abono de 2.273 millones para pagar a fin de mes

EL ECONOMISTA 05/06/15

La Generalitat de Cataluña está atravesando auténticos problemas para llegar a final de mes. Las tensiones de tesorería en la administración catalana son constantes y este mes de junio el conseller de Economía, Andreu Mas Colell, calcula que tendrá un desfase entre ingresos y gastos de más de 700 millones de euros.

Si esa diferencia no se cubre, la Generalitat podrá hacer frente al pago de las nóminas, pero no a las facturas correspondientes a farmacias, hospitales o residencias de ancianos, entre otras.

Para hacer frente a las “fuertes tensiones de liquidez”, el conseller de Economía ha solicitado al Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas el abono de 2.273 millones de euros. Esta cifra se repartiría en siete pagos mensuales. El primero, el de junio, de 743 millones, mientras que el resto de meses hasta diciembre se abonarían mensualidades de 250 millones.

Fuentes de la conselleria explicaron que estos 2.273 millones corresponden a “gastos del ejercicio 2014 que no fueron financiados por el Estado, pero que ya han sido reconocidos por el Tesoro”. Según las mismas fuentes, “el problema es que el Tesoro no ha dado un calendario para realizar los pagos y es eso lo que ha solicitado el conseller”.

Estos 2.273 millones no tiene nada que ver con el Fondo de Liquidez Autonómico (FLA), que en el caso catalán supondrá algo más de 8.000 millones de euros a lo largo de 2015 y que la Generalitat utiliza básicamente para amortizar los vencimientos de deuda que se van produciendo.

Por la mañana en el Parlament, el propio presidente de la Generalitat, Artur Mas, en respuesta la presidenta del PP catalán, Alicia Sánchez Camacho, aseguró que sin el abono de los mencionados 2.273 millones “está garantizado el pago de las nóminas y poco más”. Mas insistió en sus críticas al Gobierno central por la “asfixia” financiera a que somete las arcas catalanas y argumentó que Cataluña tendría una situación mucho mejor si pudiera recaudar todos los impuestos.

En la réplica, Camacho reprochó al president que diga que no hay dinero para pagar a proveedores mientras la Generalitat impulsa una campaña institucional que cuesta 1,4 millones. En el mismo sentido se pronunció al líder de Ciutadans, Albert Rivera, que criticó que la Generalitat destine 7,2 millones a subvenciones a medios de comunicación pocos meses antes de las elecciones

‘Capotazo’ de Junqueras
En la misma sesión, el líder de ERC, Oriol Junqueras, echó un capote a Mas al criticar la anulación por parte del Tribunal Constitucional (TC) del impuesto catalán sobre depósitos bancarios. Según Junqueras, este caso es una demostración de que es imposible garantizar la justicia social sin la independencia.