Pedro Sánchez entrevistado ayer por Susanna Griso en A-3. Y dijo cosas tan extraordinarias como esta: El señor Mañueco no fue la lista más votada, como tampoco lo fue la señora Ayuso. Seamos serios”. La lista del PP, con Mañueco a la cabeza, fue la más votada en Castilla y León: 16.000 votos y tres escaños más que el PSOE de Tudanca. En Madrid, Isabel Díaz Ayuso sacó 1.620.213 votos. La suma de toda la izquierda: 1.485.860. El PSOE quedó el tercero y fue adelantado por Mas Madrid. Noe, que tiene razón y razones, ponía el acento en el silencio de la entrevistadora Griso: “El problema de Susanna Griso es doble porque si no sabía que lista más votada fue la de Ayuso, (y en Castilla y León la de Mañueco) muy mal. Y si lo sabía y calló, es peor”.

Y como en este tipo siempre hay más de una, ayer, con la misma Griso, dio por finiquitado a Podemos como socio de Gobierno para dar la alternativa al “espacio de Yolanda Díaz”, sea esto lo que sea y los dos dirigentes de Unidas-Podemos han firmado un manifiesto por la paz sin citar a Putin. Esto no es novedad. Cuántas veces los nacionalistas vascos suscribieron declaraciones por la paz en Euskadi en las que no figuraban las palabras ETA, terrorismo o asesinato.

Y lo de CyL fue así

 

Santiago Posteguillo es un novelista que se ha especializado en escribir ficción ambientada en la antigua Roma. Su última novela se titula ‘Roma soy yo’. Con tal motivo ha sido entrevistado y ha dado muestras de lo que da de sí su genio. Dos ejemplos: “Julio César fue el Zelenski de la época” y otra, mejor si cabe: “César fue al final un autócrata, pero no un dictador bananero ni un fascista”.

Antonio Papell, que se nos está revelando como un valor seguro: “La derecha del PP y Vox, con Bonilla de muñidor, encaja con la Andalucía de señoritois, folklore y religiosidad rancia, y la condena a la parálisis. Solo el progresismo podrá levantar e impulsar a la Andalucía Real  hacia la modernidad.

Willy Tolerdo: Claro durante 40 años no tuvieron tiempo para levantar e impulsar Andalucía.

En el mismo día Papell calificaba a la España del PP”España oscura y tétrica de rosarios y procesiones”. Alégrame el Día puntualizaba “España luinosa y divertida, con luces de colores y neones de puticlús, donde los socialistas andaluces se gastaba ne l dinero de los parados en putas y cocaína”.

Y para tonto tonto, un tal Francisco Fernández, que además lo pregona: “Al dejar Pablo Iglesias la política perdimos al mejor político español de todos los tiempos. Quizá no lo merecíamos.

En su modalidad de tonnnto agnóstico, Tomás Casas se preguntaba y nos preguntaba: “¿No estáis ya hartos de que prácticamente todas las festrividades que tenemos en nuestro país sean de origen religioso en pleno siglo XXI?”. Javier Villamor le puntualizaba al momento: “Siglo XXI después de Cristo”.

Rojo ha exhumado un viejo tuit de Pablo Iglesias (24 de enero de 2012) que es de gran utilidad ahora que la gentuza del Gobierno y sus cómp’lices, el presidente del PNV el domingo pasado, sin ir más lejos, consideran a Vox como quintaesencia de la chusma que encarnan ellos. Y comenta acertadamente Rojo: “Cuando leas que el extremismo gobierna Castilla y León, recuerda esto. Y reproduce el tuit de Iglesias, que decía: “No soy partidario de la violencia pero disfrutaría viendo como matan a tiros a los líderes del PP. La derecha debe ser exterminada como un virus”.

Marga Jiménez: “Aunque digas SÍ también puede ser violación. Decir SÍ fruto de la excitación momentánea y después arrepentirte, es un NO futuro. Por favor denunciado a la mínima duda.

En la misma línea, una tal Rebeca Lane, influencer y rapera, se explicaba en una entrevista en el diario de Nacho Escolar: “Si no decimos que sí con deseo, entonces es un no”.

Bildu se quejaba a Meritxell, mi Meritxell Batet y avisa al Congreso que no tilerará la etiqueta de ‘Herederos de ETA’.

Louella Parsons hacía un repaso de los terroristas que encontraba en las filas de Bildu:

Arnaldo Otegi, coordinador general. David Pla, ultimo jefe de ETA y líder de Bildu. Iker Casanova, parlamentario. Ikoitz Arrese, parlamentario. Arkaitz Rodríguez, secretario general de Sortu. Y si nos remontamos a las razones sociales anteriores: Batasuna, Herri Batasuna y Euskal Herritarrok: Josu Ternera, parlamentario. Jon Salaberria, parlamentario y el parlamentario Mikel Zubimendi, que vació un saco de cal en el escaño de Ramón Jáuregui y se fugó a Francia donde cumplió seis años por pertenencia a ETA. Juan Carlos Yoldi, parlamentario y candidato a lehendakari  por HB. Y los dirigentes de Sortu: Ohiane San Vicente, Elena Beloki y Haimar Altuna.