Julen Berrueta-El Español

  • Los producción reúne a víctimas, guardias civiles, exetarras o políticos para ofrecer un recorrido que reivindica la memoria y la obligación de no olvidar.
 
El 20 de octubre de 2011 finalizó uno de los episodios más oscuros de la historia reciente de España. ETA anunciaba el cese definitivo de su actividad armada y, aunque aquel acto no devolviera a los 864 asesinados por la organización terrorista, supuso un gran alivio para todo el país.

Desde entonces ha pasado casi una década y la cultura audiovisual española está registrando un auge temático en cuanto a producciones de esta índole. Si toda España se encuentra pegada a sus pantallas por el estreno de Patria, Amazon apuesta desde este 30 de octubre por El desafío: ETA, una serie documental que relata el terror que sufrió España desde la creación de la organización hasta su extinción.

Para ello, la plataforma se ha decantado por Hugo Stuven como director, un madrileño que viene del cine y que se estrena en este formato al que ha querido eliminar la voz en off. No existe narrador, puesto que la intención de El desafío: ETA es, a base de personajes como Iñaki Gabilondo, Mariano Rajoy, José Luis Rodríguez Zapatero, el coronel Sánchez Corbí o el teniente general Pablo Martín, figura clave en la caída de la banda, conocer los detalles de una mancha que no se ha borrado del todo todavía. Así, las palabras -e incluso llantos- dan voz a un sinfín de atentados que perpetró ETA.

Tráiler de ‘El Desafío: ETA’, disponible en Amazon Prime Video.

A su vez, la serie documental ofrece una novedad recurriendo a testimonios como los de Teo Uriarte, antiguo miembro de ETA, y otras personalidades proetarras o independentistas. Se habla de tortura y de la ejecución de Txiki por fusilamiento en Barcelona el 27 de septiembre de 1975. En resumen, se encadenan los testimonios de más de 80 entrevistados para una producción que pretende mostrar una pluralidad.

“Hemos querido abrir el espectro a todos los protagonistas de estos 50 años. El relato de los entrevistados es en muchas ocasiones opuesto”, explica Luis Velo, productor del documental, en una entrevista con EL ESPAÑOL. Entienden que la decisión de dar voz a todos pueda resultar polémica, pero insisten en la necesidad de hacerlo así. “Yo espero que no se cree ningún tipo de polémica. Simplemente queremos que el relato no se quede cojo”, explica Velo.

La serie documental, de ocho episodios, no se detiene únicamente en las valiosas entrevistas, sino que han conseguido, gracias a la Guardia Civil, numerosas imágenes de archivo inéditas. “Uno de los retos que nos ponemos es que interese este proyecto a las generaciones más jóvenes y sirva para no repetir los errores del pasado”, añade el productor.

Antes del franquismo

Desde su fundación, ETA pasó por diversas fases. No era la misma antes ni después de Franco —aunque su fin siguiera siendo el mismo—. Tampoco contaba con el mismo apoyo antes ni después de la dictadura. Tal y como relata a este periódico Guillermo Gómez, productor ejecutivo de la serie documental, los primeros etarras eran ilustrados y poco a poco fueron degenerando en lo que se convirtieron: “Unos asesinos puros y duros”.

El desafío: ETA marca de manera clara la diferencia entre las acciones y la propia esencia de la banda terrorista antes y después de la muerte de Francisco Franco. En un principio, debido al régimen, ETA llegó a estar romantizada y desde toda España contaba con apoyo social y político. “ETA tenía mucho apoyo en la dictadura de Franco y curiosamente mató poco. En democracia ese respaldo desaparece y se vuelven más violentos”, recuerda Luis Velo. De todos modos, deja claro que “un grupo armado bajo ningún concepto es justificable: ni en dictadura ni en democracia”.

Un grupo armado bajo ningún concepto es justificable: ni en dictadura ni en democracia

El hecho es que al fin la sociedad parece estar preparada para tratar el tema del terrorismo en España. Además, tal y como cuenta el responsable de contenidos non-scripted Óscar Prol, “las personas por fin pueden hablar sin ese temor que había antes”, lo cual ha ayudado enormemente a la hora de buscar a las víctimas entrevistadas.

El desafío: ETA reivindica la obligación de no olvidar. Reivindica la necesidad de recordar y de mostrar a las nuevas generaciones parte de la historia de España del siglo XX. Para algunos es un tema lejano que jamás les afectó; para otros fue todo un condicionante en su vida. “Da igual el tiempo que ha pasado, cada uno siente el tiempo y el dolor de manera diferente”, destaca Hugo Stuven, director de la producción de Amazon Prime.