El ‘Plan Ibarretxe’ supera su primera votación parlamentaria gracias a la abstención de SA

 

Otegi alega que no quería ‘obstaculizar el debate’ y asegura que hoy es el día del “fallecimiento oficial del Estatuto, y nos felicitamos por ello”. La propuesta soberanista deberá ser ratificada en el pleno del próximo día 30.

El ‘Plan Ibarretxe’ ha conseguido superar su primera prueba parlamentaria. La Comisión de Instituciones e Interior del Parlamento vasco ha respaldado esta propuesta soberanista gracias a la abstención de Sozialista Abertzaleak (sucesora de la ilegalizada Batasuna) y los votos a favor del tripartito PNV-EA-IU. Tanto PP como PSE-EE se han opuesto al proyecto.

Estaba previsto que la oposición votara en bloque contra el proyecto soberanista, pero Sozialista Abertzaleak ha decidido abstenerse durante la votación permitiendo el espaldarazo al ‘Plan Ibarretxe’.

Nueve de los miembros de la Comisión (seis de EAJ-PNV, dos de EA y uno de EB) han votado a favor de la reforma del Estatuto del Gernika planteado por el Ejecutivo vasco y PP y PSE-EE, con cuatro y tres votos respectivamente, han mostrado su rechazo.

Hasta hoy, SA sólo se había mostrado favorable al preámbulo del plan, en el que se reconoce el derecho a la autodeterminación, y había expresado su posición contraria al conjunto del mismo.

En la anterior votación, el pasado 22 de marzo, el tripartito logró rechazar las enmiendas a la totalidad presentadas por el PP, PSE-EE y Sozialista Abertzaleak, ya que las tres se votaron por separado.

El proyecto deberá ser ratificado en el pleno previsto para el próximo día 30, cuando se volverá a someter a votación. En esta jornada tendrá que contar con el respaldo de la mayoría absoluta (38 de los 75 parlamentarios) para ser aprobado al tratarse de un proyecto de reforma del Estatuto y no de un simple proyecto de ley. Esto sólo ocurrirá si Batasuna vota a favor ya que el tripartito PNV-EA-IU cuenta con 36 escaños. Si el grupo de SA se abstiene, como hoy, el plan sería rechazado.

‘Muerte’ y ‘ruptura’ del Estatuto

Otegi ha justificado la decisión de su grupo con el argumento de que no quería obstaculizar el debate. Con su abstención, señala el portavoz de SA, buscan “un consenso más amplio”, que supere “los bloques” (nacionalista y constitucionalista), a la vez que aseguró que para ellos hoy es el día del “fallecimiento oficial del Estatuto, y nos felicitamos por ello”.

A juicio de Otegi la determinación de hoy “refleja la toma en consideración de los factores que en la propuesta permitirían iniciar un proceso que dé paso a la superación del conflicto”. No obstante, SA asegura que siguen sin estar de acuerdo con una propuesta de reforma como es el plan Ibarretxe que sólo se refiere a los tres territorios del País vasco, y no contempla a Navarra ni al País vasco francés.

El portavoz del PSE-EE, Jesús Eguiguren, que no ha querido manifestarse sobre la abstención de SA, ha manifestado de nuevo el plan Ibarretxe, por ser “independentista y romper la convivencia entre los vascos”.

Eguiguren asegura que su grupo está “dispuesto a abrir el melón y a estudiar reformas en el actual marco político, pero para conseguir que tenga más apoyos”. A su juicio, el documento que ha salido tras la tramitación parlamentaria, “sigue con el pecado original con el que nació: ser la ruptura del pacto estatutario y ser unilateral”.

Tampoco ha querido manifestarse sobre la decisión de la antigua Batasuna el portavoz del PNV, Joseba Egibar. En su intervención para explicar su voto de apoyo al plan, Egibar señaló que aunque el proyecto de reforma del Estatuto de Gernika “no es el proyecto del PNV, ni colma todas las aspiraciones nacionalistas”, su grupo se identifica en él porque “reconoce la existencia del pueblo vasco y el derecho a decidir su futuro”.

En este sentido, Egibar negó que se esté planteando una ruptura con el Estado y explicó que “cuando se hace una propuesta de convivencia no se está rompiendo nada, antes al contrario, se está planteando una fórmula amable, de respeto mutuo”.

El senador del PNV Iñaki Anasagasti sí se pronunció sobre la abstención de Sozialista Abertzaleak, considerando que “Batasuna ha hecho política”. Para Anasagasti “se mueven las cosas” en la organización ilegalizada, toda vez que anteriormente se caracterizaba por lo contrario.

En este sentido, Anasagasti destacó que la propuesta del lehendakari Juan José Ibarretxe pretende que “desaparezca la violencia y el chantaje”.

EL MUNDO, 20/12/2004