Fernando Savater: “La UE está en zapatillas, es una unión burguesa y comodona”

LAINFORMACION.COM – 30/04/14

· El filósofo advierte del peligro de los populismos para el proyecto europeo. Considera que “hace falta una educación para ciudadanos, no para productores”.

· “Estamos ante unas elecciones decisivas. Europa debe decidir qué quiere ser”, asegura.

Fernando Savater observa a una Europa “en un impasse político, porque el Estado del Bienestar ha chocado contra la crisis económica y los intereses financieros y  económicos, que han impuesto sus condiciones”.

Esta colisión ha desembocado en un continente “que se divide entre deudores y acreedores, quienes quieren cobrar la deuda a toda costa”. ¿Y cómo queda la política europea? “Los ciudadanos sienten que se enfrentan a poderes fácticos, por eso surgen los populismos”.

Savater ve las elecciones europeas decisivas y trascendentales. “Europa debe decidir qué quiere ser. Elegir entre lo nacional y lo étnico o una identidad democrática. Eso es lo que está en lucha. Los grupos euroescépticos enarbolan la independencia, como el UKIP del Reino Unido. Y eso lleva a la fragmentación en Europa”.

El filósofo piensa que los separatismos y las formaciones extremistas muestran una actitud reaccionaria en un momento de crisis. ¿Cómo combatirlo? Con la educación en ciudadanía. “Ahora hay una educación de empleados, de productores, pero no de ciudadanos. Poca gente se preocupa de formar al ciudadano”.

Esta crisis política, la parálisis europea, se ve en la ‘respuesta’ de la UE al conflicto política de Ucrania con Rusia. “El problema es que Europa está en zapatillas. Somos una unión burguesa y comodona, cuando lo que necesitamos es una Europa emprendedora, valiente y combativa”.

Savater dice que hay recuperar el valor de construcción europea de su fundación. “Tiene que buscar su futuro con un empuje juvenil y sensato”.  

El filósofo considera los separatismos una forma de populismos. Y sobre Catalunya, confía en un “rebrote de sensatez”. En estas elecciones europeas, cree que las fuerzas secesionistas serán “una minoría pintoresca y peligrosa”.