Del Blog de Santiago González

Llera creó el Euskobarómetro en 1995, un análisis semestral del estado de opinión en la sociedad vasca. Fue uno de los ciudadanos expulsados de Euskadi en los primeros años de este siglo. Entre 2002 y 2003 fue profesor visitante de la Universidad Georgetown, de Washington. Entre 2009 y 2014 impartió clases en la Universidad Pablo Olavide, de Sevilla, sin perder el nexo con la UPV y el departamento que celebra creó en ella. Al cumplir los 70 años ha querido seguir vinculado a la Universidad como profesor emérito. Pero al parecer no bastan las 98 páginas de curriculum presentadas, publicaciones, cursos, congresos, etc. La rectora Nekane Balluerka, no ha mostrado más que una aséptica predisposición a cumplir la legalidad, mientras el departamento que él creó se ha manifestado reticente: un voto a favor, dos en contra y el resto abstenciones.

Más de doscientos catedráticos y profesores han escrito a la UPV ponderando su carrera profesional. Este es un signo de lo que hay. Esta es la misma Universidad que otorgaba sobresalientes a terroristas matriculados en fraude de ley.