Otegi responde a los disidentes que en su proyecto soberanista “caben todos”

EL PAIS – 27/05/16

· Identifica el independentismo con “vivir mejor” y propone reformar el proyecto para hacerlo más social.

· Primer acto político como candidato a lehendakari por la coalición EH Bildu, y primeros mensajes para los disidentes, por una parte, y para los que en las anteriores generales se dieron a la fuga con destino a Podemos.

El secretario general de Sortu, Arnaldo Otegi, ha asumido en Bilbao el encargo de las bases de los cuatro partidos que soportan la coalición, Sortu, Eusko Alkartasuna, Aralar y Alternatiba, para construir un Estado independiente, pero ha advertido que los conceptos tradicionales han de ser “revisados” en un proyecto con más calado social -“para vivir mejor”-, y en el que tienen cabida todos los soberanistas: “En este proyecto tienen cabida comunistas, socialdemócratas, socialistas, anarquistas o cristianos de base”.

La intervención de Otegi ha coincidido con una entrevista a los disidentes de Sortu en la que con un lenguaje muy duro consideran que el “viraje ideológico” de Otegi, y la “traición” de la izquierda abertzale reformista llevan a esta corriente política a una “total liquidación” y al pueblo vasco al “descrédito más absoluto”. En una entrevista al digital “La Haine” un portavoz de Askatasunaren Bidean (En el camino de la libertad), destaca que jamás asumirán que “bajo ese neoabertzalismo pijo buenista y posmarxista” se encubra la “rendición ante valores e instituciones del sistema”.

Ante unas mil personas Otegi les ha dicho que la independencia y la justicia social tienen que ir de la mano en un nuevo proyecto abierto a todas las sensibilidades. “En EH Bildu caben todos los que quieren luchar por la soberanía nacional” del país y “por un modelo social mucho más avanzado”. Según ha dicho desde el centro de una sala en el Palacio Euskalduna, rodeado de seguidores, y respondiendo a preguntas de los participantes, el nuevo proyecto de la coalición soberanista no es excluyente y \pueden converger diferentes sectores sociales” hasta sentirse cómodos.

Si uno de los frentes que tiene abiertos es el de sus antiguos compañeros que no aceptan el giro de Sortu en torno a los presos, territorialidad, e independencia, el otro es el de quienes buscan un entorno más participativo, menos volcado en la independencia y más social. En definitiva, una buena parte de quienes en las elecciones generales de 2011 les concedieron siete escaños (incluida Navarra) en el Congreso de los Diputados y que en las de diciembre pasado les dejaron solo con dos, con una fuga de más de 120.000 votos.

Tras subrayar que la cuestión nacional y social son “dos caras de la misma moneda”, ha asegurado que el proyecto independentista vasco se tiene que entender “como el instrumento para crear los mecanismos de Estado que permita hacer un modelo social más justo y más avanzado”.

Otegi ha dado esa explicación en respuesta a la primera pregunta que le han lanzado en el nuevo formato de acto político que denominan “Escuchar para mejorar”. Quien ha preguntado se ha identificado como, Juan Puerto, un emigrante extremeño, y militante comunista quee llegó a Euskadi en la década de los setenta. “No importa de dónde venimos. Para el independentismo vasco, los procesos de nacionalización son los más sencillos. Para nosotros, ser vascos es sencillamente vivir y trabajar en Euskal Herria. Aquellos que dicen que somos un nacionalismo trasnochado, les propongo un reto, que me digan un país donde el acceso a la nacionalidad sea más sencillo”.

EL PAIS – 27/05/16