Hoy tengo que destacar una soberbia aportación a nuestra República que hizo el sábado mi viejo amigo, Monsieur de Sans Foy, que reproducía un diálogo imaginario:

-Hoy es el Día Internacional de la Felicidad.

-Sí, hombre… ¿Y por qué no un día Mundial del Pene?

-26 de abril.

-¿Y el Día Mundial de Saltar en los Charcos?

-9 de septiembre.

-¿No les da pereza?

-19 de agosto.

-¿Pero cómo puede haber tanto friki?

-25 de mayo.

Apócrifo pero realista. Yo creía que era una muestra de su sentido del humor más bien surrealista y me dispuse a comprobar los datos. Y resultó que no: que hay un Día Mundial del Pene, un Día Internacional de Saltar los Charcos, un Día Mundial de la Pereza y un Día Internacional del Friki. No hay quién dé más. Parafraseando a Unamuno, el mundo entero es una república de los tonnntos expandida.

Borde Woman: “De pequeña cuando me decían “los payasos de la tele”, sabía qué programa era. Ahora me pierdo”.

La pareja estelar del sanchismo por el momento ha vuelto a brillar con luz propia. El presidente del Gobierno ha acusado a Isabel Díaz Ayuso  de ‘narcisista’. Hay que reconocerle que estuvo contenido. En el mismo viaje podía haberla llamado ‘plagiaria’, total… El dimisionario vicesegundo compareció en ‘Las cosas claras’ esa basurilla que mangonea Jesús Cintora y allí dijo que «es más que probable» que cuando se investigue «de verdad» a Díaz Ayuso «sea imputada y acabará en prisión». ¿Con qué argumentos? Con ninguno, era solo una expresión de voluntad. Esto no terminó aquí. Ya embalado, el botarate segundo del Gobierno (en todo tiene que ser un segundón, como le dijo Cayetana) se hizo eco de una confidencia que le hizo un amigo suyo homosexual: “Si gana Ayuso me voy a Valencia porque empiezo a notar otra vez que en Madrid hay presión homófoba. A mi chico y a mí nos han dicho cosas por la calle”.

Será homosexual, pero también imbécil. Froilán I de España le deshacía el argumento: “Debe de ser que en estos dos años quien gobernaba Madrid era Espinete y por eso. No se han ido.

También toca podio la ninsitra de Igual da, gracias a una intervención magistral de hace unos meses que rescataba oportunamente Inma GC en su cuenta de Twitter. Decía la marquesa de Galapagar, no sabemos si todavía novia del todavía vicepresidente segundo del Gobierno: “Ayudaré a las mujeres para que no tengan que acostarse con sus jefes para ascender en su trabajo”.

Oveja churra anotó en mi blog:

-Estepaís es un Estado de alarma perpetua que propugna como valor superior el donde dije digo digo Diego.

-La soberanía reside en Iván Redondo

– La forma política del Estado es la moción de censura.

Con esto se reforma la Constitución en medio minuto, artículo único, y además cabe en un papel de fumar, muy práctico.

Nuria Labari, que es escritora y cántabra, hizo méritos el sábado con una Tribuna en El País, en la que decía: “Díaz Ayuso es la de la tristeza más pura y más loca de todas. Su pena es tan grande como su personaje. Su desdicha no conoce límites y podría matarnos a todos.

Alejo respondía este fin de semana con una reflexión: “Vosotros sois jóvenes, pero yo aún recuerdo cuando acusar de loco a un rival político era la peor forma de fascismo. Fue el miércoles pasado”.

Ana Pardo de Vera, baste decir que Sánchez la tuvo como candidata  para RTVE y que hace tres años citaba una ley peruana como si fuese la Constitución Española: «No es así. ¿Por qué crees que contra las sentencias del TC no cabe impugnación (art. 121 del Código Procesal Constitucional (Ley 28.237)?». Es uno de los más luminosos ejemplos de burricie que se han visto en Twitter, cuando la estupidez viene avalada con datos, naturalmente erróneos. Le pasa lo mismo con las matemáticas y con la realidad en general. Este fin de semana ha reincidido en Telecinco, a propósito de lo de Rociíto: “El problema de la Justicia en España es que la inmensa mayoría de los jueces son hombres”. A Pepito Grillo le chocaron dos cosas: el sustantivo mayoría y el calificativo ‘inmensa’ Y llevó a Twitter los datos:

“En España hay 5.419 jueces. 2.923 mujeres, el 53,9%. 2.496 hombres, el 46,1%”. Isabel Rábago desagregaba esta cifra general: “(las mujeres en la judicatura son: 62,7% en juzgados de lo penal; 74% en juzgados de menores; 66,6% en primera instancia e instrucción; 71,5% en juzgados de violencia de género”.

Olegaria Marín explicaba en su cuenta de Twitter el estado de arrobo que le produce el macho alfalfa: “Estoy enormemente agradecida a Pablo Iglesias. Que un hombre tan importante como él haya sacrificado su brillante carrera política en el Gobierno para librarnos del fascismo en Madrid dice mucho de él. Gracias por todo, Pablo”. Ole, Olegaria.

Patricia Malagón reproducía una opinión de Ronald Reagan que sería de mucho interés para Yolanda Díaz, si fuera capaz de entenderlo: “Deberíamos medir el éxito del Estado  de Bienestar en función de cuántas personas abandonan los programas de asistencia social, no en función de cuántas se incorporan a ellos”.

Otra que se expresaba con claridad meridiana este fin de semana era Isabel Díaz Ayuso. Fíjate qué sencillo, pero qué clarito, y cuánto podría aprovechar a Casado y a Teodoro: “Cuando quieres que los votantes vuelvan lo que no puedes hacer es insultarlos”.

Fuensanta López: “¿Sabéis por que en el Vaticano hay un Papa y no una Mama? Seguramente porque sonaría horroroso ‘Su Santidad la Mama’”.

Zoteparo apuntaba una hipótesis sobre la fuga de Iglesias hacia la Comunidad de Madrid: “A lo mejor como no puede mandar a la Marquesa al gallinero, el gallo sale por patas”.

luigi parafraseó en mi blog a la marquesita de Galapagar: “Es que Pablo, con las alfombras es superdrástico, tía”.

Cristian Campos  se explicaba en Twitter: “Irene Montero en Sálvame felicitando a los de Telecinco por su ‘periodismo’. Pronto harán los consejos de ministros en la Isla de las Tentaciones”. Ya decía yo que a la dirección no había que llamarla cúpula, sino cópula.

Y ella, con su propia voz para explicar que la violencia de género no requiere denuncia. Se da por supuesta: “Los mecanismos de atención psicosociales, de reparación, las alternativas habitacionales y la atención psicológica no pueden depender de una denuncia, precisamente porque sabemos que muchas mujeres no denuncian estas violencias”. Ella también es superdrástica, tío.

Mario Vargas Llosa, inapelable: “A todos los socialistas les deseo: La abundancia de Venezuela, el salario de Cuba, la justicia de China y la libertad de Corea del Norte”.