Ares espera que la Conferencia de Paz exija a ETA abandonar el terrorismo

EL MUNDO, 16/10/11

Reitera que la prioridad del Gobierno es ‘la desaparición de ETA’
Insiste en que la banda ‘está derrotada’ por la ‘firmeza’ del Estado

El consejero de Interior, Rodolfo Ares, ha expresado este sábado su esperanza en que la conferencia organizada en San Sebastián por Lokarri le exija a ETA “de forma clara y rotunda” que abandone “todas las actividades terroristas”.

En declaraciones efectuadas a los medios, el miembro del Gobierno vasco ha indicado que el obstáculo para la paz es la existencia de ETA por lo que ha indicado que el PSE acudirá a la conferencia a defender que “tiene que exigirle a ETA que abandone todas las actividades terroristas y se disuelva”.

Ares, tras indicar que la principal prioridad del Gobierno vasco es “conseguir la desaparición de ETA y consolidar la paz, la convivencia y la libertad”, ha señalado que “estamos recorriendo la recta final del camino para acabar definitivamente con el terrorismo“. “ETA ya está derrotada, sabe que no va a conseguir ninguno de sus objetivos y sabe que la democracia y el Estado de Derecho han ganado”, ha apostillado.

El consejero ha asegurado que “muy pronto celebraremos el final del terrorismo, y esto no será un regalo de nadie sino consecuencia de la firmeza del Estado de Derecho, la política de firmeza democrática y tolerancia cero, la resistencia cívica al terrorismo, el ejemplo de las víctimas del terrorismo, la deslegitimación ética, política y social de los postulados totalitarios que daban soporte a ETA”.

El responsable de Interior, además, ha respondido a las críticas del PNV por la ausencia del lehendakari en la conferencia indicando que el presidente del Gobierno vasco “trabaja todos los días desde Euskadi, desde Estados Unidos o desde donde esté para acabar con el terrorismo y consolidar la paz y la libertad”.

Ha añadido que los viajes del lehendakari, “a diferencia de su antecesor, no son para defender sus propuestas partidarias, sino para defender los intereses del país“.

“El problema es que el PNV lleva unos días pensando sólo en las elecciones del 20-N. Le pediría un poco más de prudencia y responsabilidad”, ha indicado, al tiempo que agradecía al PNV “en nombre del Gobierno vasco” su trabajo en materia de pacificación, “aunque les rogaría que hagan menos política partidaria y que tengan más altura de miras, más humildad, más prudencia y más responsabilidad. Les pido que piensen menos en la campaña y en los intereses del PNV y más en los intereses del país”.

EL MUNDO, 16/10/11