Banderas e himno nacional en el acto a favor del cura al que quieren desterrar de Hospitalet

LIBERTAD DIGITAL 04/07/15

· Centenares de personas se manifiestan delante del ayuntamiento a favor de la libertad religiosa y en contra de la hispanofobia.

La “moción de censura” del ayuntamiento de Hospitalet de Llobregat, la segunda ciudad más grande de Cataluña, contra el sacerdote Custodio Ballester ha provocado la reacción de sus parroquianos, así como de las organizaciones “De Espanya i Catalans” y “Somatemps”, contrarias al proceso separatista.

Este jueves, el apoyo popular al párroco de la iglesia de la Inmaculada Concepción congregó a centenares de personas (cuatrocientas según el digital catalán e-noticies) en una marcha desde la parroquia, en el barrio de Sanfeliu, hasta las puertas de la casa consistorial. Banderas españolas y catalanas, gritos de “¡Viva España!” o “¡No nos engañan, Hospitalet es España!”, fueron los más coreados por los asistentes, que caminaban portando una pancarta en la que se podía leer: “Libertad religiosa, sí; hispanofobia, no”.

El Ayuntamiento de Hospitalet, dirigido antes y ahora por la alcaldesa socialista Núria Marín, votó una moción antes de las elecciones en la que se pedía al Arzobispado la sustitución del párroco y a la Fiscalía que le investigara por haber permitido la participación en la procesión del Viernes Santo de la Hermandad de Antiguos Caballeros Legionarios y su Cristo de la Buena Muerte. Según el texto municipal, Ballester difunde mensajes de intolerancia religiosa y en la procesión se habían exhibido uniformes militares.

El diario e-noticies aporta una galería y destaca la presencia de “antiguos legionarios”, así como que tanto al inicio como al final de la manifestación, ante las puertas del Ayuntamiento, se tocó el himno nacional. “Cuatro furgones de los antidisturbios han vigilado a los asistentes”, concluye la crónica de ese diario.