Dos gurús españoles de Harvard y Oxford en la City: ni PSOE-Podemos ni independencia

EL CONFIDENCIAL 11/09/15

· La City de Londres se dio cita ayer en una cena para escuchar a dos gurús españoles hablar de la situación política. Sus conclusiones: no habrá coalición PSOE-Podemos ni independencia de Cataluña

El sarao estuvo organizado por Bank of America Merrill Lynch en su sede del número 2 de la calle King Edward de Londres, y registró un lleno hasta la bandera, a decir de algunos de los asistentes. Y no porque invitaran a cenar -en el centro del mundo de la banca de inversión hay cenas casi a diario y los invitados son asiduos de los restaurantes más caros de la ciudad-, sino porque la situación española desata pasiones entre los principales inversores del mundo. Así, banqueros, brokers y gestores británicos y norteamericanos llenaban las mesas ávidos de escuchar lo que tenían que decir los dos prestigiosos profesores españoles sobre las próximas elecciones catalanas y generales.

Porque los ponentes eran de fuste. Ambos trabajan en el CSIC y tienen un curriculum que quita el hipo: Lluís Orriols (el ‘catalán’ según lo distinguieron los oyentes), doctorado por la universidad británica de Oxford en ciencias políticas, y José Fernández-Albertos (el ‘español’), que en este caso consiguió su grado de doctor en la norteamericana Harvard.

Los profesores tuvieron que dedicar un buen rato a contextualizar las próximas citas electorales para un auditorio que no era necesariamente conocedor de los intríngulis de la política celtibérica; de hecho, hasta hace unos meses los grandes bancos de inversión apostaban mayoritariamemente por una ‘gran coalición’ PP-PSOE al estilo de Alemania por pura lógica electoral, lo que muestra su desconocimiento del percal.

También tuvieron que contarles la inmensa corrupción que anega nuestro país y que salpica hasta la cúpula del partido en el Gobierno -ese tipo de noticias no suelen llamar la atención de los inversores, que asumen la corrupción como un mal endémico en España, igual que en Latinoamérica- para que entendieran cómo es posible que el PP haya pasado de la mayoría absoluta a ecorrer el riesgo de perder el poder a pesar de la recuperación económica. Y por si fuera poco, había que explicarles por qué Cataluña es especial, el origen de su nacionalismo y por qué ahora se ha puesto sobre la mesa la independencia. Incluso quién es Artur Mas, de cuya existencia tuvo ayer la primera noticia el grueso de los invitados.

“Cataluña no se va a independizar”
Una vez que acabaron la introducción, pudieron centrarse en las implicaciones de las elecciones catalanas y generales, y, sobre todo, en los grandes temores de los inversores sobre nuestro país: el efecto de una eventual independencia de Cataluña y, sobre todo, las posibilidades de un Gobierno de coalición entre PSOE y Podemos, que es lo que los mercados temen porque la formación de Pablo Iglesias exigiría tumbar las reformas y la reducción del déficit del PP y podría llevar a España a una situación parecida a Grecia.

Respecto al primer punto, los expertos lo tienen claro: Cataluña no se va a independizar. Ni siquiera aunque las listas independentistas alcancen la mayoría absoluta en votos (algo que no parece probable según el CIS, aunque sí en escaños). El Gobierno central no lo va a permitir de ningún modo y llegará hasta donde sea necesario para impedirlo. En todo caso, al no gozar de una mayoría social aplastante, los independentistas no podrán declarar la secesión por su cuenta.

Efecto rebote: Cataluña dará más votos al PP
Es más, a juicio de Orriols y Fernández-Albertos, la situación en Cataluña puede tener un efecto colateral de incremento del apoyo al PP en el resto de España que puede ser decisivo para las elecciones generales. Los dos profesores consideran que, entre este efecto y el miedo a que Podemos alcance el poder determinará un incremento del voto popular que ya empiezan a detectar las encuestas. Además, el voto de castigo irá a parar a Ciudadanos, que apoyará al partido de Mariano Rajoy a alcanzar el Gobierno para evitar una coalición de izquierdas (los escaños que consigan determinarán que tenga más o menos fuerzas para imponer condiciones).

Por tanto, estos gurús consideran que no se va a dar el peor escenario para los inversores de una coalición PSOE-Podemos en La Moncloa, lo cual arrancó suspiros de alivio entre el auditorio. No obstante, el dinero es miedoso y la mayoría de los inversores salieron de la cena sin cambiar su determinación de esperar a que estas predicciones se cumplan porque no terminan de fiarse. Eso sí, los más agresivos (los hedge funds) vieron una oportunidad para aprovechar los buenos precios tras las recientes caídas para tomar posiciones confiando en que el escenario de los dos gurús se cumpla. El mundo es de los valientes.