Rajoy reprocha a Zapatero que no considere derrotado el ‘plan Ibarretxe’

A su juicio, “las Cortes Generales, la inmensa mayoría de los ciudadanos españoles, derrotaron el plan Ibarretxe”. Eso es “muy positivo” para la convivencia “Era la primera vez que se debate en el Congreso que España deja de ser España y debemos estar orgullosos de que la representación de la soberanía nacional haya decidido derrotar esa posibilidad”, insistió.

El líder del PP, Mariano Rajoy, criticó ayer que el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, dijese en el debate del pasado martes en el Congreso que el rechazo al plan Ibarretxe no debía entenderse como una derrota. A su juicio, “las Cortes Generales, la inmensa mayoría de los ciudadanos españoles, derrotaron el plan Ibarretxe”. Eso es “muy positivo” para la convivencia, agregó. “Era la primera vez que se debate en el Congreso que España deja de ser España y debemos estar orgullosos de que la representación de la soberanía nacional haya decidido derrotar esa posibilidad”, insistió. El líder del PP hizo esos comentarios en un acto conmemorativo del 400 aniversario del Quijote celebrado en Alcalá de Henares (Madrid), poco antes del inicio de la campaña para el referéndum de la Constitución europea.

Preguntado sobre las diferencias entre su intervención y la del presidente del Gobierno en el debate del plan Ibarretxe, respondió: “Mi discurso sirve para siempre, porque yo creo en España y pienso en España, como la inmensísima mayoría de los españoles”.

El líder del PP también rechazó la posibilidad de un plan intermedio entre el propuesto por el lehendakari y el Estatuto de Gernika. “Quiero decir una cosa con meridiana claridad: entre que España sea España o deje de ser España no hay posiciones intermedias”, enfatizó. El motivo es que el Gobierno vasco, a su juicio, “no ha planteado un debate de competencias” sino “que el pueblo español no tiene la soberanía nacional ni la capacidad para decidir”.

“Batasuna, terrorista”

Respecto a la posibilidad de que Batasuna pueda presentarse a las elecciones autonómicas vascas del próximo 17 de abril, Rajoy recordó que “Batasuna es una organización terrorista. Así lo han dicho los tribunales; y la ley hay que cumplirla, y el Estado de derecho, respetarlo”. “Las organizaciones terroristas no se pueden presentar a las elecciones. Quienes quieren socavar a tiros la democracia y privar a la gente de sus derechos no pueden concurrir a las elecciones”, añadió.

Rajoy concluyó que “la democracia consiste en que todos, las mayorías, las minorías, los gobernantes y todos los ciudadanos, están sometidos a la ley. Por tanto, espero que [Batasuna] no se presente a las elecciones”.

En sus críticas al Gobierno, Rajoy afirmó que “no es una buena política acercarse al PNV y abandonar a los no nacionalistas”. Eso, subrayó, “no lo va a hacer el PP”. Su programa se resumirá en la siguiente afirmación: “No vamos a ser equidistantes de nada ni a presentar planes de nada sino apostar por la vida, por la libertad y por los derechos de las personas”. El plan Ibarretxe, en cambio, “está basado en la prehistoria, en el pasado”, dijo. Rajoy recomendó al lehendakari que lea el Quijote porque es una genuina “expresión de libertad”.

EL PAÍS, 4/2/2005