Aittitta Makurra escribió en mi blog: Y el Gobierno nos habla de Perdón. Y qué tendrá que ver el perdón con la asunción de responsabilidades de actos dirimidos por un Juez?

Magister Odolapaca dijo:Es difícil perdonar, más aún al que no te pide perdón ni siquiera se arrepiente de lo que ha hecho y no tiene conciencia de haber hecho nada que deba ser perdonado. Los sediciosos pusieron en peligro nuestra nación y nuestra democracia, se ciscaron en la Constitución y no han dicho nada de acatarla. Lo único que proponen es cambiar la vía unilateral por la bilateral.
¡Váyanse a la mierda!, me refiero a los sediciosos y al gobierno.

Ayer dediqué mi blog a un libro monumental que ha escrito Eduardo Torres-Dulce sobre la que para mi gusto es la mejor película de John Ford, ‘El hombre que mató a Liberty Valance’. belisario comentó:

“Liberty Valance ha hecho un discurso por la paz”. (Jose Luis Rodríguez, accidente histórico).

Carmen Calvo, siempre a lo que importa: “Se van a la plaza de Colón a seguir enfrentando a Cataluña contra España y a España contra Cataluña”. Feroz en mi blog: Ya hablan igual que los catalanes.

El País se mete en berenjenales educativos:”Los matemáticos proponen una reducción drástica del cálculo a mano en el nuevo currículum escolar. Creen que la repetición de ejercicios es un proceso mecánico que desmotiva a los alumnos y no sirve para el mundo actual”.

El Profesor Voir M. Granovetter, que adoptó como nombre una cita a pie de página macarrónica en la tesis plagiada del doctor Fraude, explicaba algunos rudimentos a los autores de la estupidez: “No puedo estar más en desacuerdo con esto. Calcular bien es fundamental. Descuidar la parte mecánica de las matemáticas es como descuidar la gramática: acabas por no saber expresarte. Sobre eso de que no sirve para el mundo actual mejor ni comento”.

Un tuitero nuevo en esta plaza, que firma con una gran paronomasia, ‘Hasta los huesos’ muestra su perplejidad:  No dan puntada sin hilo: “El Gobierno propone formar a jóvenes en pastoreo o apicultura para combatir el paro y la despoblación”.

Marcos Guerrero Concepción, citando a un tal Sanoet: “Sacarán de la cárcel a los golpistas, pero todavía no nos encerrarán a los constitucionalistas, algo es algo. No quepo en mí de gozo”.

George Kaplan: “Ir  todos en bicicleta a la vez a la Asamblea, un gran gesto. Reducir el número de diputados es demagogia. Más Madrid en acción”.

Toni Cantó reproducía una ocurrencia de Juan Carlos Campo, ministro de Justicia sobre los indultos: “Los tiempos de la justicia terminaron con la sentencia, ahora es el tiempo de la política”.

Hacía mucho tiempo que callaba el astronauta y es que debía de estar preparando su gran jugada: los premios nacionales de Biología, Humanidades y Medicina no llevarán en adelante los nombres de los grandes investigadores que los anunciaban hasta este año: Ramón y Cajal, Menéndez Pidal y Gregorio Marañón. No hay mujeres, ha dicho el Gobierno. Pedro Corral anotaba en Twitter por vía del sarcasmo: “Sánchez se niega a indultar a Ramón y Cajal, Menéndez Pidal, Gregorio Marañón y Juan de la Cierva, porque dieron un golpe a la España de charanga y pandereta”. Habría que ser constructivos en esto: poner al premio de Biología, Irene Montero; al de Humanidades, Isabel Celáa, que sabe inglés y al de Medicina, Carolina Darias. Hay que empoderar y, al mismo tiempo cohesionar más al Gobierno de coalición.